¿Trump vs Kim Jong-un? “Te pareces tanto a mí que no puedes engañarme”- 10 cosas que podemos aprender de Donald Trump Parte 4

¿Trump vs Kim Jong-un? ¡Bonito mano a mano! El magnate hijo de inmigrantes (y odiador de inmigrantes aunque suene muy raro), transformado en político sin pelos en la lengua… enfrentándose al dictador fanático de los lujos y de los juguetitos nucleares. Interesante y potencialmente desastroso enfrentamiento…

Y es que no cabe ni la más mínima duda de que de entre los más polémicos Jefes de Estado en el mundo actual existen dos que brillan con luz  propia (o van van mas allá de cualquier oscuridad -como lo quieran ver) por lo controversial de todo lo que hacen y desde luego dicen.

Pues Donald Trump con motivo de su reunión con su homólogo surcoreano (sí dije surcoreano no norcoreano), Moon Jae-in, ha dado un sin fin de cosas de las cuales hablar al aprovechar tan oportuna ocasión para despotricar contra el mutuamente odiado susodicho, Kim Jong-un

Con respecto al fallecimiento – después de ser prisionero varios meses en Corea del Norte – del estudiante de origen estadounidense Otto Warmbier ha asegurado el presidente Trump que el líder norcoreano “no respeta las vidas humanas” (la pregunta sería si en los Estados Unidos si se han respetado las vidas de los inmigrantes). Además, Donald Trump acusó a Pionyang (Corea del Norte) de no tener “ningún respeto” por “la seguridad de su gente o de sus vecinos” (desde luego cabría también preguntar si a las autoridades de US si les interesa la seguridad de su gente -solo basta con poner atención en los miles de inconformes de 46 ciudades estadounideses que marcharon el 2 de julio para pedir su destitución- y más aún sería una cuestión de largo debate el saber si les importa aunque sea un poco la seguridad de su vecinos mexicanos). Además lanzó desafiante la siguiente advertencia: “La era de paciencia estratégica con Corea del Norte fracasó. Y, francamente, esa paciencia ha terminado”

Así quedó más que claro el fuerte antagonismo del mandatario estadounidense contra el dictador norcoreano, a pesar de que la justificación para terminar con la paciencia que se le muestra a Kim Jong-un buen podría aplicarse a su propia forma de ejercer su gobierno…

La única pregunta no contestada y quizás la que realmente nos intrigaría saber su respuesta sería ¿de qué manera piensan los ejecutivos de Estados Unidos y Corea del Sur ponerle un hasta aquí al ejecutivo norcoreano? Trump solo aseguró que cuentan con “muchas opciones”, pero sin especificar ninguna: “…estamos en el proceso de examinar las muchas opciones que tenemos” fue su respuesta.

Desde luego la respuesta desde Kim Jong-un (conocido por no ser razonable ni paciente) no se hizo esperar y en un artículo en el diario estatal se dejó muy claro “un ataque de EE.UU. a Corea del Norte podría devolverse como un búmeran […] EE.UU. actúa nuevamente como elemento perturbador de la paz y la tranquilidad y como agresor, violando bruscamente la soberanía de otros países […] Washington está equivocado si cree que puede asustar a Corea del Norte, quién continuará fortaleciéndose basado y apoyado en su propia fuerza”, decía la citada publicación.

Deja un comentario