California gastará millones en defender a inmigrantes de Trump

En California no hay ceguera racista

En California el gobernador Jerry Brown sabe de la importancia económica y cultural de los inmigrantes para su estado. Es por eso que ha solicitado que dentro del presupuesto que se le dará para cumplir con sus obligaciones estatales un apartado de 15 millones de dólares para la defensa legal de aquellos que quieran ser deportados a razón de las nuevas políticas migratorias del presidente Donald Trump.

Ya hay más recursos

Esto se sumaría a otros 18 millones de dólares que provienen de los recursos propios del estado económicamente más fuerte de los EU, California, tradicional hogar de latinos que dan todo de sí en sus empleos y que han sido clave en el fenomenal crecimiento de esta entidad.

Estos 33 millones que suman en total, serían recursos que se gastarán en el pago de abogados, asesoría legal, así como dos programas de asistencia para indocumentados y apoyo de organizaciones pro-inmigrantes.

Existe adicionalmente una partida de 3 millones de dólares para la defensa de menores inmigrantes no acompañados, es decir, que no poseen una familia ni en EU ni en otro lado del mundo.

La razón: la familia

La gran justificación de este enorme gasto por parte del gobernador es el derecho humano de toda familia a permanecer unida, cosa que no ha valido en absoluto de parte del actual presidente de los EU al separar a padres de hijos sin remordimiento alguno. Se calcula que en California debe haber unos 2 millones de personas que verían sus familias destruidas en caso de que alguno o algunos de sus miembros fuera deportado.

El apoyo está creciendo

A estas iniciativas estatales se les están uniendo otras a nivel ciudad. Los Ángeles ya cuentan con un fondo de 10  millones de dólares para los mismos fines y se están uniendo Sacramento, Santa Clara, San Francisco y Oakland.

Tal vez en el corto o mediano plazo los ciudadanos estadounidenses voltearán a su historia y se se darán cuenta que la gran clave del éxito de su poderosa nación es que todos ellos a excepción de los descendientes de las tribus de los habitantes originales, son inmigrantes o hijos de inmigrantes. Y es la riqueza cultural de la diversidad de razas y formas de pensar lo que les da el auge económico y social.