Los muros no pasan de moda: 10 cosas (malas y buenas) que podemos aprender de Donald Trump – Parte 1

10 cosas (malas y buenas) que podemos aprender de Donald Trump – Parte 1

Los muros no pasan de moda.

Así es, no es el negro, ni el anaranjado, ni las rayas, ni la falda mas hot de Kylie Jenner, lo que está in y de moda… sino los muros. Y es que desde hace casi cincuenta años es bien sabido que si no soportas a tu vecino de al lado… pues simplemente …¡no tienes por qué hacerlo!
Digo, por qué aguantar al vecino incómodo si puedes evitarte la molestia de observar su patética existencia, con tan sólo levantar una pared gigante mega gruesa y muy alta que le demuestre a ese antipático individuo  (que casi casi es tu némesis) todo el odio que sientes.

Además qué mejor manera de castigar personas que con el látigo de tu desprecio, fortalecido y apoyado por toneladas y toneladas de concreto, alambre, varilla…y resentimiento.

Y si no, nomás pregúntenle a los alemanes que un buen día de agosto de 1961 se dijeron: “porqué seguir viendo a los del país de al lado si los odiamos tanto por ser tan distintos, es decir sí son igual que nosotros… pero diferentes muy pero muy diferentes… nosotros somos Alemania Oriental y ellos son Alemania Occidental…¡a poco no nos separa un abismo!”.

Y así surgió el famoso, coherente, igualitario, siempre imitado pero nunca igualado, Muro de Berlín.

Sí, yo sé que están pensando que está un poquito vieja la fashion murativa -del muro pues- pero no se crean ni tanto… ni tanto.

Sigue tan en onda, que al momento países que se bañan en petróleo, literal y figurativamente hablando, tienen aunque sea un muro… ¿no me creen? pues los elegantes jeques del desierto de Arabia Saudita tienen el suyo para poder sacarle lengua y algún otro berrinche a su vecino incómodo Irak (quizás no venga al tema pero aquí habría voces que se alzarían a decir ¿pero que no son árabes unos y otros también?), por cierto el susodicho separador de naciones data desde 2015 a la fecha.

Y no son sólo esos los únicos reyes del desierto que decidieron echar cal, arena y cemento a su relación amarga con otros países, ahí están, por mencionar algunas naciones: Cisjordania e Israel, Kuwait e Irak (un voto por el país que dos de su vecinos lo postulan para el condomino más odioso y digno de una pared divisoria), Usbekistán y Afganistán…etcetera y en fin…

Y si la moda que más te late es la proveniente de Europa, pues te tengo noticias, allá también está de temporada el uso del muro en sus diferentes formas… ¿verdad Irlanda?

Y ya de las dos Coreas y de países menos glamorosos como la India y Pakistán mejor ni hablamos.

Así que el nuevo presidente del país más poderoso del mundo sí está bien a la moda, haciendo de lado las muy extendidas críticas de su escaso guardarropa que lo forza a usar un atuendo cuasi uniforme de trajes azul marino y corbatas rojas y/o azules… y esta es la primera lección que nosotros podemos aprender del hombre que hoy rige los destinos del país más influyente.

This entry was posted in MÉXICO.

5 thoughts on “Los muros no pasan de moda: 10 cosas (malas y buenas) que podemos aprender de Donald Trump – Parte 1

  1. Pingback: Bajan: expectativas empresariales, preocupación de Banxico por TLCAN... y 2 centavos del diésel! - A cuanto está el dolar

  2. Pingback: Tercera Guerra Mundial | A cuanto está el dolar

Deja un comentario