México ha vivido una de sus peores semanas en décadas

Es la pesadilla más oscura de una mente estresada y carcomida por la ansiedad, un mal sueño donde se suceden los hechos deprimentes: marchas y protestas invaden las ciudades, los precios se disparan, las personas no concilian el sueño pensando como mantendrán a su familia, los salarios no alcanzan para alimentar adecuadamente a los seres queridos y las malas noticias acaparan a los medios… o quizás sólo es una visión de la mente común de cualquier ciudadanom que simplemente describe lo que de verdad sus ojos han visto en estos primeros cinco días del año en México…

¿Gasolinazo por el bien de México?

Ese fue el argumento que se esgrimió desde el domingo para justificar lo injustificable y tratar de calmar los ánimos de la indignada multitud de mexicanos que por todo el país protagonizaron, protagonizan y quizás seguirán varios días más protagonizando marchas de protesta (protestas que ya llevan un muerto de saldo y cientos de detenidos), bloqueos y plantones. buscando afanosamente llegar a la mente y corazón más allá de los oídos sordos de aquellos que insisten en que el aumento no sólo no es excesivo sino totalmente necesario, mientras sus bocas lanzan amplias explicaciones en términos poco entendibles, dónde las palabras subsidio, precios internacionales del petróleo, robos a ductos, Pemex, oferta y demanda, liberación del precio, amarrarse el cinturón y tiempos de austeridad… se convierten en palabras huecas fácilmente opacadas por noticias como: bono por 109 mil pesos para diputados…

Los saqueos que el gasolinazo logró o cómo el pánico genera violencia

“Saqueo a tiendas departamentales, de autoservicio, conveniencia y centros comerciales, causó sicosis en al menos cinco estados del país, principalmente en la zona conurbada de la capital”, daba a conocer hoy uno de los principales periódicos nacionales, al tiempo que el subsecretario de Gobierno reconocía que ya han sido detenidas la menos 250 personas en dichos estados por actos vandálicos. Muchos coinciden en que la solución no se logrará por esa vía: la violencia sólo genera caos y el caos desemboca en destrucción.

…Y eso ha sido sólo en los primeros días de este temido 2017, pues la mento decirles estimados lectores, que esto sólo es el inicio. Ya que como ya habíamos comentado, este precio de las gasolinas sólo estará vigente hasta el 4 de febrero y ya los analistas vaticinan otro incremento para entonces de al menos el 8%.

Así que la pesadilla de una mente profundamente perturbada (i varias), ahora es la realidad de todos en México, en una de las peores semanas que bien podría extenderse a todo el año que recién empieza.

Deja un comentario